Casulla del Obispo

El ciezano Joaquín Beltrán y Asensio fue nombrado Obispo de Ávila en 1898. Cargo que desempeñó hasta 1917. El nombramiento de este ciezano como Obispo supuso una grata noticia para el pueblo. El 10 de julio de 1898 se consagra en la Catedral de Murcia, asistiendo a este acto en representación del pueblo de Cieza, el Alcade-Presidente D. José Peña Marín, y una comisión del Concejo, integrada por los señores D. Juan Yarza Marín, D. Evaristo Fernández Marín y D. Rafael Candel Pérez. En dicho acto se le entregó el Báculo que le regalaba el pueblo de Cieza, siendo padrino del nuevo Prelado su íntimo amigo D. Francisco Martínez González.

El 21 de julio llega a Cieza el nuevo Obispo, saliendo el pueblo a recibirlo, recorriendo las calles de la población, que por tal motivo se engalanaron con colgaduras. El 21 celebró misa en la Ermita del Santo Cristo, administrando el Sacramento de la Confirmación. Salió hacia Ávila el 30 de julio. Se muestra su casulla, bordada en seda natural, así como otras prendas para la celebración de la misa.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies